Altea – Campello

El sábado pasado hicimos la primera de las caminatas largas, recorriendo los 45 km que separan Altea de Campello en nueve horas y media (ocho horas sin contar paradas), lo que sale a una media de 5,5 km/hora.

Altea - Campello

Antes de empezar no tenía nada claro que fuese a ser capaz de terminar, sobre todo porque no estoy acostumbrado a caminar a un ritmo tan alto, y por asfalto. Desde luego hay una gran diferencia entre una marcha así, y mis salidas habituales de senderismo por la montaña. También pensaba que no iba a disfrutar tanto como por el monte, pero la verdad es que me lo pasé en grande, disfruté mucho con la experiencia. Desde el principio hubo muy buen rollo en el grupo de 25 personas.

Físicamente, pasé algunos apuros, sobre todo por el dolor de pies. Opté por hacer la marcha con las Kalenji XT, consciente de que no eran las zapatillas ideales (muy duras para el asfalto), pero al menos eran las que tenía más “hechas” a mis pies.

Durante los primeros kilómetros, me concentré en seguir el ritmo, que por momentos llegó a ser de 7km/h. Llegamos a Benidorm, y más tarde pasamos por la Cala de Finestrat. A partir de ahí vino uno de los momentos que más disfruté, zona de tierra hasta la Vila, pasando junto al Racó del Conill, una zona de costa que se ha salvado de las construcciones y me parece realmente hermosa. A la llegada a La Vila me veía bastante mal por el dolor de pies, tenía bastante claro que no iba a terminar, pero opté por continuar, al menos, hasta Venta Lanuza. A partir de Montíboli (a la salida de la Vila) llegaron las pistas de tierra y las continuas subidas y bajadas, y ahí me encontré realmente bien, y llegué con muchas fuerzas a Venta Lanuza. El último tramo hasta Campello se me hizo bastante duro, mucho asfalto, subidas y bajadas, y el dolor de pies en aumento, sobre todo el dedo gordo derecho, donde la uña empezó a rozarme con la zapatilla.

Para hoy estaba prevista la segunda salida: Dénia – Benidorm, pero he decidido no participar y dejar descansar mi dedo, que todavía está un poco inflamado. Posiblemente mañana salga en solitario a hacer kilómetros, hasta que me canse…

Os dejo con el vídeo de la marcha Altea – Campello, nos vemos!

Vuelta a las andadas…

Desde septiembre del año pasado sin publicar nada aquí, ya iba tocando… La verdad es que sigo lesionado, todavía no puedo decir que esté totalmente recuperado, pero sí mucho mejor.

Haciendo resumen: estuve un par de meses “sometiéndome” al tratamiento de punción seca (octubre y noviembre). Cuando me dieron la “libertad condicional” intenté volver a correr, y los dolores en la pierna izquierda reaparecieron. Así que opté por aparcar el running durante una buena temporada…

Empecé a coger la bici, con mucha calma. Y seguí haciendo senderismo, también con mucha calma. Y poco a poco, casi sin darme cuenta, he ido mejorando. He ido ampliando distancias y desniveles, y de vez en cuando me he atrevido a trotar un poco por sendas… Y ahora me siento relativamente preparado como para intentar un nuevo reto: caminar durante 100 km en menos de 24 horas (por terreno principalmente llano y en buena parte por asfalto, de ahí lo de “vuelta a las andadas” :)… Ya os iré contando, queda justo un mes hasta “el día D”. De momento este sábado tengo un buen entrenamiento, intentaremos llegar a los 50km, aunque me conformaría con menos, veremos qué tal sale el primer test…

Asics Gel Zaisan

Para esta nueva “locura” me dejé aconsejar por uno de los chicos de la tienda outlet de Asics en San Vicente, y me hice con unas Asics Gel Zaisan por 45 euros. Las he llevado durante una semana, y la verdad es que no acabo de verlas como para hacer tantos kilómetros con ellas… La amortiguación parece bastante buena, pero la horma es algo estrecha y me molesta en el dedo gordo por la parte interior del pie… Lo malo es que si no llevo las Zaisan, no tengo muchas alternativas, porque las Kalenji Kapteren XT han perdido buena parte de su suela con tanto pateo (cumplen ahora un añito), y además las veo algo duras para caminar sobre asfalto… Otra opción sería usar las Gel Trabuco que también me compré el otro día, pero tampoco están pensadas para asfalto precisamente… ¿algún consejo de última hora? 😛

Ya os contaré, nos vemos!